.:: Menú ::.
Galería de Fotos
Coche del Mes
Videos
Curiosidades
En tus Manos
Mecánica
Enlaces

Directorio

Datos Técnicos
Historia
Tuning Digital
Wallpapers
Diccionario Tuning
Maquetuning
Contactenos

 


 

Ventilación del radiador y motor

El ventilador eléctrico: aliado del motor

 

El ventilador es necesario cuando la temperatura del motor sube sobre un nivel predeterminado o cuando hay una carga creciente en el sistema de enfriamiento (como al encender el aire acondicionado). El resto del tiempo, el funcionamiento del ventilador sería una pérdida de energía eléctrica, por eso se apaga.

Los ventiladores eléctricos requieren menos potencia para funcionar y economizan combustible, son más precisos y permiten un control más exacto del enfriamiento del motor. Un ventilador movido por banda mecánica puede requerir entre 5 y 15 caballos de fuerza dependiendo de la velocidad del motor y el tamaño del ventilador. Incluso con un embrague en el ventilador para reducir la fricción a velocidades más altas, es mucha la potencia perdida, por eso es más recomendable y funcional el ventilador eléctrico.

 

Funcionamiento del ventilador

A altas velocidades, la circulación de aire es abundante a través del radiador, por lo que el ventilador no es necesario. El ventilador funciona cuando el vehículo se encuentra a velocidades muy reducidas o en zonas muy calientes.

Precaución: muchos ventiladores eléctricos que se encuentran conectados por cables pueden encenderse antes que el motor esté sobre cierta temperatura, sin importar si se está moviendo o no. Esto significa que el ventilador puede funcionar aun cuando el motor está apagado. Por eso, mantenga los dedos lejos del ventilador, a menos que los cables del motor de la batería o del ventilador estén desconectado.

 

Revisión del ventilador

Cuatro cosas pueden evitar que un ventilador se encienda cuando debe: una mala temperatura o sensor del líquido refrigerante (problema en el circuito del cableado del interruptor o del sensor); que esté dañado el relais del ventilador; un problema del cableado (el fusible quemado, conector flojo o corroído); o que el motor del ventilador esté averiado.

Una forma de comprobar si el motor de ventilador está bueno o malo es conectarlo directamente a la batería. Si gira, está bueno, y el problema se ubicaría en otra parte: en el cableado o en el circuito de control. Otra prueba es revisar el voltaje con una luz de voltímetro o chequear el cableado del ventilador. Debe haber voltaje cuando el motor está caliente y cuando el aire acondicionado está encendido.

 

 


   Publicidad